Siempre pensé que leer un libro electrónico en una pantalla tan pequeña como la del iPhone sería una experiencia desalentadora pero en 2010, tras el lanzamiento de iBooks y antes de hacerme con mi primer iPad un año más tarde, decidí darle una oportunidad.

http://ift.tt/1nSCjmo

Anuncios