Casi tres años después de anunciar que vendían su división de televisores y pantallas al gigante chino TP-Vision y formaban una join venture con ellos, Philips ha confirmado que de sus televisores ya solo quedará el nombre.

http://ift.tt/Kt8e04

Anuncios