Ponte en situación. Tienes reserva en un restaurante para una cena en familia, accedes al local y cuando vas a sentarte en la mesa, llega el encargado con cara de pocos amigos y te suelta a la cara: “No puede llevar eso, o se lo quita o tiene que abandonar el local”.

http://es.engadget.com/2013/11/29/google-glass-bronca/

Anuncios