Una de las principales quejas que hay contra OS X es que es muy difícil de personalizar, es decir, que las opciones de diseño y de aspecto de las ventanas y de los distintos elementos del sistema operativo son prácticamente inamovibles.

http://bitelia.com/2013/09/flavours-cambia-el-aspecto-de-os-x

Anuncios